Parte Uno – III Psycho

Eüxeme

Eüxeme

‘Ahora y siempre una inseguridad.

‘la dualidad y la controversia

‘entre el bien y el mal

‘ángel y demonio

‘blanco o negro, masculino o femenino

‘cielo infierno, satán o Dios…

‘y al medio el azul

‘la estela euxemita del sacrificio, de la ofrenda’

Dime al menos si puedo usar el nombre, rezongó.

Te lo voy a poner así, tú puedes hacer lo que quieras.

O sea que no te enojas, no te molesta si yo uso el nombre.

Yo soy ese nombre, si quieres úsalo, pero yo soy es yo soy.

Tú, tú Aragón serías capaz de matar, ¿verdad?, inquirió Peter.

Tal vez, pero sólo a mi hermano. Los demás no deben preocuparse.

Creo que serías capaz de matarme.

No eres mi hermano, ¿verdad?

Peter se paseó nervioso por la habitación, tomo una caja de cigarrillos de su casaca y le ofreció uno a Aragón al tiempo que encendía uno para él.

No es justo, dijo. Tú no sabes lo que he pasado. Te crees que siempre sabes lo que harán los demás, pero lo haces para que hagan lo que a ti te da la gana que hagan, pero esta vez no. ¿Recuerdas que me fui sólo por tierra? Pues bien, en el viaje me encontré con Tony…

¿Con el T?, interrumpió Aragón.

Sí, con el T. Empezamos a conversar de las casualidades de la vida. Había estado pensando en hacer música conmigo una tarde que según él estaba sentado en una banca de una plaza antigua en Puerto Rico. Dice que alimentaba unas aves y tuvo una visión, que yo debía ser productor… Luego una cosa llevó a la otra, y decidimos que podíamos volver a hacer música, yo produciría al grupo y haríamos los clips entre los dos. Incluso tuvimos una idea para mejorar tu voz, claro, si te interesaba, pero… bueno, ya luego hubo el lío éste, y como todos fuimos Eüxeme, decidimos usar el nombre, pero te consulto porque, bueno, tú tienes tus ideas y …

Dile al T que sí.

Entonces ¿podemos…?

Tú no, si lo usan en pleno evento me levanto y te meto un par de balazos Te mato ¿entiendes? Pero ya sabes, al final puedes hacer lo que quieras.

Diremos que eras un fan loco.

‘Mas no miró propicio á Caín y á la ofrenda suya. Y ensañóse Caín en gran manera, y decayó su semblante’

(Génesis 4: 5)

“The lunatic is in my head

you make the change,

you raise the blade,

you rearenge me ‘till I’m sane

you locked the door, and throw away the key

there’s someone in my head but is not me…”

(Brain Damage, Pink Floyd)

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: