Oria

Esta historia no pertenece a Caín y la virgen rota, pese a estar en concepto totalmente vinculada. Es decir, es un episodio que no aparece allí. Se escribió en 1997 y es independiente de.

(nota nov 2010)

Sergê saltó de la cama más temprano que de costumbre pues era el día que había planeado.

Ya estaba en el baño cuando recordó que debía llevar la cámara a las diez, ya que así había quedado con los chicos.

Se terminó de enjuagar la boca diciéndose ‘será más tarde’, e inconscientemente se miro la muñeca buscando el reloj que no llevaba.

Fue a su habitación y cuando se vestía presuroso volvió a pensar en ella.

La había conocido poco tiempo atrás, cuando fue a prestarse algunos libros de Fedor.

Había llegado a la ciudad hacía cosa de un mes y tenía que prepararse para el test de selección universitaria.

Conversando con la encargada, y al solicitarle ayuda, le fue presentado Fedor, que podía ser su compañero de estudios cuando se iniciaran los cursos.

Éste le prestaría cuadernos y libros para prepararse.

Y así la conoció.

‘Te presento a mi hermana, Oria’.

Oria, extraño nombre.

Tendría cerca de cinco años más que él, pero no era una barrera. Se ha dicho tanto eso de que el amor no tiene edad…

Luego, y muy disimuladamente, se encargó de averiguar cosas de ella. Si tenía o no enamorado, que hacía, qué le gustaba…

Así supo que trabajaba en una fábrica de leche evaporada en el parque industrial de la ciudad.

Luego supo que su horario era de las siete con quince de la mañana a las seis menos quince de la tarde, con receso para el almuerzo también, por supuesto.

Siete y quince, ¡caray!

Se puso el reloj y chequeó la hora, seis de la mañana con  cincuenta y nueve minutos.

Le quedaban seis minutos para alcanzarla antes de que subiera al bus que la empresa mandaba para recoger a sus empleados.

También sabía que era ella la última en ser recogida por la relativa cercanía de las casas de ambos (él vivía a dos cuadras de la casa de ella) al parque industrial.

Tomó las flores que compró la tarde anterior y salió corriendo, alcanzando a oír el grito de la madre ‘desayuna, ¿a dónde corres?’.

No, ella nunca entendería.

Cuando llegó la puerta de ella estaba aún cerrada.

Pegó la oreja para oír y sólo escuchaba las consecuencias de movimientos apresurados: tacos, bolsos, objetos en mesas…

Venía alguien por la vereda en que quedaba la casa, así que trató de ocultar las flores y preguntó por disimular la hora.

‘Seis y cincuenta’, le dijeron.

¿Qué? Chequeó su reloj y lo puso a la hora.

La espera se hacía criminal-

Volvió a espiar y oyó como ella desayunaba y conversaba (apurada, siempre apurada) con Fedor y Doris, su otra hermana.

¡Qué terrible si ellos supieran todo! ¡Si lo vieran!

Luego lo harían el hazmerreír de los demás.

Volvió a recordar la cámara.

Fue y se ocultó a la vuelta de la esquina.

Mientras esperaba iba pensando que podía haber desayunado, sacado la cámara, sin descontar que se había bañado, y aún así le habría quedado tiempo y estaría esperando.

Cuando de pronto, por detrás suyo, el ómnibus de la empresa.

Lleno de hombres y mujeres bien trajeados.

Los obreros -pensó- serían recogidos más temprano.

Sonó la puerta y salió ella.

Él salió de su escondite, a unos cinco metros, y la vio subir las gradas del estribo, avanzar, sentarse y hablar con unas compañeras que sonriendo lo miraban a él y las flores.

Ella se percató de él, se besó la punta de los dedos y sopló en su dirección, y todos se rieron.

El bus partió.

Empezó a caminar a su casa.

Desayunaría y sacaría la cámara a la diez.

Pensó que Fedor lo sabría todo, pero recién en la tarde, por lo menos por hoy no lo molestaría.

Al pasar, tiró las flores en un tacho.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: