Archivos para 29 diciembre 2010

So deep blue

Quiera todo desaparecer, cuando eco a lo lejos decida nombrar    el sueño de pocos, los ritos de fe, gritos a tu espalada, señas en los ojos

y vacío ahora todo quedó, ideal nihilista, conversos del odio, sutil ceremonia para incinerar, los ratos bebidos, recuerdo, y despojos

Azul

Azul en mi alma, los labios y el rostro azul

Azul es pasión,

calor solo el rojo…

Y SI QUISIERAS DESPERTAR, HUIR DE TU PIEL RASGAR EL DISFRAZ AZUL

VIVIR, MATAR, MORIR, NACER OTRA VEZ, PODER ESCOGER EN MI VIDA MIL VIDAS

 SIEMPRE AZUL

todas idas, los tajos abiertos, todos idos futuros inciertos

del naufragio salvar solo el odio

el rencor el más fiel recuerdo

y sin vasallos ni corona en la sien, todas idas y el rey aún no ha muerto

primer círculo serán siempre tres, todos idos es un gran consuelo, azul.

Las manos, la herida el pecho descubierto, azul.

Azul es la sábana, azul es el sexo…

Y SI QUISIERAS RECORDAR, AZUL ES EL NOMBRE, AZUL EL DESIERTO, DONDE AZULES HUESOS IRÁN A PARAR, AZUL ES LA TUMBA, SILENCIO, VENENO, LOS LABIOS, EL CIELO ES AZUL,

azul el espacio, azul es el tiempo, azul

Azul es la gloria, azul el infierno…

Anuncios

Deja un comentario

Catalepsia (5398)

Te quieren sólo para no despiertes / tus ojos vacíos, tu cuerpo inconsciente una bala perdida, flotando en tu almohada / lista a evitar más dolor

Avanzamos lento por parador / vemos bombas en niños que claman amor y tu mente en seco pretende comprar/ solución y calma en el arsenal

No queremos despertar para volver a empezar este juego macabro. Solo al fondo las muelas apretar y sentir el calor que ya hay sangre en tus manos

Vamos, vamos, debemos saltar barreras que los amos quisieron plantar en nuestras cabezas semilla infernal que los redimidos saben como estar salvando ser quemados, compromiso social, somos nuestro pasado y el turno matinal junto al express que solías tomar con noticias frescas untadas al pan

Entre cuatro paredes que no dejas de sangrar la madre e la esquina, la bolsa del pan, espiando el rumbo que los desolados también SABEMOS caminar y una lágrima cae del pecho a las manos, pues son hijos de afuera los no salvados, sin querer ya mirar el fuego que no arde y el azul acero atravesando la carne…

Cerrar los ojos parece normal, el problema está en mantenerlos cerrados jode no poderse adaptar a vivir en esta catalepsia social

Es mi sangre mortal la que se derrama, Tus versos tu llanto, tu cruz y tu fama , una luz al final que se acerca y no avanza, luna rota el cuerpo cae de la ventana

 Vamos, vamos, debemos saltar la calma conciencia y el arsena, una bala perdida flotando en tu almohada, jode no poderse adaptar, Azul acero atravesando la carne, en nuestras cabezas semilla infernal que los puritanos se laven las manos…

viviendo en esta catalepsia social.

Deja un comentario

Salta, sé feliz, intenta… para qué fingir, no vale la pena (*)

Sueltas y mandas… A veces te puedes arrepentir, y regresas y antes que nadie haya visto nada lo deshaces. Como quien deshace una historia, un trozo del camino, una vida… Y entonces es como renacer por un rato, hasta volverlas a cagar… que para eso estamos ¿no? Y es que nunca aprendí a morderme la lengua. Esto fue bueno, pero fue más malo A veces lo mandas y no hay chance de eliminar…

Las cosas se quedan allí. Y entonces te entra esa suerte de arrepentimiento. Pero ni modo. No me puedo desvivir en evitar los errores que de a mil vienen.

Y sabes que es mejor así

Disparar y razonar en el instante que existe en el recorrido de la bala y llegar a conclusiones precisas de lo que en verdad se siente antes que se transforme al mirada en rojo.

Late un instante en una eterna visión de lo equivocado.

Sueltas y mandas… porque es la única forma que conoces.

No es tan fácil ser. Sale natural. Cada error. Cada despedida.

Cada cosa que ocultas porque es mejor así y te guardas tanta mierda bajo la almohada que en las noches no puedes dormir de la incomodidad del bulto.

Cada instante que piensas NO y ya es tarde, y la bala salió y despide un suave aroma azul, sí Percy, siempre azul, como las salamandras.

Cada viaje solitario a ese desierto urbano arriba, donde la lluvia forma ríos que te entumecen el alma, porque de otra no hay, porque la gente se va, porque al final nadie queda.

Cada mirada al vacío con la angustia apuntalando la invisble columna que te sostiene, pero que más tarde o temprano se derribará para finalmente descansar…

Cada día de rutina, y regresar a romper alguna maldita cosa, a quemar un maldito espacio, a destruir algo antes que te destruya a ti…

Y cada sonrisa ajena como un estímulo efímero y a la noche volver a endurecer la mirada contra el vacío mientras se queman los dedos con el plascevo que inhalas…

Todo ese gris panorama se te presenta como ser. Y eres.

Y entonces no hay tiempo para pensar demasiado. Simplemente mandas.

Mandas antes de arrepentirte que si no luego no tiene gracia la angustia.

Sueltas y caes, sin malla de protección que por suerte nunca supiste hacer malabares…

Y en el aire se retuerce el cuerpo presa de mil intentos de aprender a volar.

Se retuerce y se desarma para volverse a armar, y el único consuelo es que la caída amplia, amplia…

Alcanza para en todo esto pensar

Que racional, que civilizado, que american way life.

No te odio, pero que fácil sería.

Así que sueltas “zorra” “no jodas” “vete a la mierda” “…”

Sueltas y mandas

Mandas y no hay retorno.

No existe el erase and rewind.

Cae el payaso al vacío.

Y un poco de arrepentimiento

(*) A punto de caer – Ch. García

Deja un comentario

Llegar tarde… (DAYDREAMER)

El espejo sonríe y el camino se hace largo.

Las puertas son los brazos que lo esperan, y el zumbido de los fluorescentes la melodía del buenos días.

Una vez más.

Quizás mañana haya cambio, como decían en “La Cordura”, pero el sólo hecho de la incertidumbre le encendía las entrañas cual fakir devorador de fuego.

En fin, hoy es hoy, y eso es lo que importaba.

Descendía del impenitente bus que asfixiaba a sus pasajeros cada mañana a fuerza de hacer caber 50 en el lugar para 30, y pensaba en la sonrisa que le había dedicado al espejo y en la devolución de la misma por parte de este.

Definitivamente era un gran inicio de día, pero el viaje contrarrestaba toda posibilidad de continuar en es estado de ánimo.

Cuando bajo se percató que había sufrido el periplo por cerca de 50 minutos.

Era demasiado.

Había que tomar algún tipo de medida.

Finalmente llegó a la empresa para descubrir que los 6 minutos de retraso le serían descontados en el valor de una hora entera.

Las normas eran las normas. Así lo entendía.

Pero…, ¿y por su seguridad? ¿quién velaba?

Las empresas no pierden. Son impersonales. Trabajan en función a tarjetas y reglas, a normas y horarios, a centímetros y dedos.

Okey, okey… las reglas son las reglas… pero también existe la flexibilidad.

Claro, pero ¿qué tan flexible se puede ser sin salir de la norma?

Tal vez si cambiáramos las reglas…

Quizás mañana haya cambio, quizás…

Es obvio, yo he aceptado las reglas, pensó, pero ¿realmente las había aceptado?

¿Alguna vez aceptó las reglas? ¿siquiera sus propias reglas?

Al fin que sólo Dios y los idiotas nunca cambian, que sólo hay dos clases de imbéciles los nunca hacen lo que se les dice y los que siempre lo  hacen.

Total, la libertad era sólo escoger a que encadenarse…

En fin, hoy es hoy, y eso es lo que importaba.

Abrió la puerta del sucio despacho.

Aquí nadie recordaba hacer la limpieza, y escupió los restos del desayuno sobre el tacho.

Se sentó en el antiguo sillón y se acarició la mal afeitada barba.

Un caballero cuida muchísimo la apariencia y la higiene, le decía su abuelo cuando chico.

Definitivamente el no era un caballero. Si lo viesen…

La camisa con el cuello percudido, y completamente arrugada de la forma que sólo puede estarlo con tres días sin cambiársela ni para dormir.

La corbata mal anudada y suelta para no estorbar el cuello y la papada sudorosa que lo hacía sentir como una gran y vieja rana.

Los pantalones brillantes como los de profesor de colegio pobre de hace 100 años.

Y finalmente, el sobretodo. Largo y gris como sus días, apestando a las colillas de cigarros a medio fumar que guardaba en los bolsillo junto a alguna ocasional chata de ron barato.

6 minutos… Era una desvergüenza. Había que pensar como descargarlos.

Saco su vieja navaja y empezó a limpiarse la mugre de las uñas cuando entró Omar, el asistente, y le dijo que lo llamaba el jefe.

Bajo lentamente los pies del escritorio y con toda la pesadez del mundo se incorporó y salió tras el delgado office boy.

Al llegar al impecable departamento de servicios generales del ministerio, no pudo dejar de observar a la rubia mecanógrafa nueva.

Bachielli, llamó imperiosa desde el otro lado la secretaria en su escritorio, pase, el jefe lo está esperando.

Gracias dulzura, contestó él mientras pasa su dedo grasoso por el cristal del escritorio dejando un rastro opaco.

Ah, Bachielli, pase, pase… tome asiento, indicaba Labpo –¿qué clase de nombre era Labpo?- a la vez que se paseaba de un lado a otro revisando un papel.

Se preguntará por qué lo he hecho venir, Bachielli asintió, pues verá… esto es más difícil para mí que para usted. No se crea. He estado revisando su record de asistencia y… pues esto ya es demasiado, en el último mes no ha llegado más de dos veces a la hora, todos los demás días hmmm, además he recibido quejas de la atención del archivo a su cargo y si a eso agregamos la pérdida de documentos en el mismo y el desorden del mismo… bueno Bachielli, lo que le quiero decir es que la empresa ha decidido dejar de contar con sus servicios…

¿Qué?, tartamudeó, pero si yo sólo cuento con este trabajo, usted no puede hacerme esto…

No soy yo Bachielli, ha sido usted mismo, además véase… la hace mejor de mendigo que como empleado de Servicio Generales, no es nada personal Bachielli, la decisión ya ha sido tomada, pase por favor por sus cosas y pídale a la señorita Yenny que le cancele o prepare su liquidación.

Pero estoy más de 15 años en este empleo, me quejaré al sindicato, llevaré mi caso al ministerio de trabajo, le meteré una demanda…. -y mientras acariciaba la punta del cuchillo saca mugre-.

Bachielli, no se ponga grosero. No soy yo, es usted mismo quien pierde. Verá… mmmm, por dónde esta… -y empezó a revisar el cúmulo de papeles- a ver…. bueno este, por ejemplo, es un informe del retraso y perdida en la concesión Boasher & Dumpkin Ltd. ¿Sabe usted cuanto esfuerzo le cuesta al gobierno traer inversores tan grandes para que usted con su supina ineficacia eche a perder? Ah! acá está… informe de suspensión por fumar en el ARCHIVO… activó los sensores de humo y estropeo documentos invaluables… De no ser por la prensa y que lo trataron como víctima del sistema ya no estaríamos hablando de esto…

Pero es que son leyes estúpidas, como se le va a dar a Boeash… o como se llame…

Mire, cuando quiera cambiar las cosas empiece por ser puntual, ahora váyase y déjeme trabajar.

Mientras decía esto se inclino a seguir revisando papeles.

El resto fue sólo cuestión de segundos, Bachielli avanzó sobre el escritorio sacó su navaja y la hundió hasta el cogote salpicándose de sangre la camisa, el escritorio y todo alrededor, le caía sangre en la cara y le molestaba en los ojos…

 

El espejo le devolvió la sonrisa.

Alex, sonó la voz en el primer piso del chalet, apura hijito, ¡Vas a llegar tarde al colegio!

Alex soltó el ‘apuñalado cuello de su jefe’ en forma de tubo de pasta de dientes, tomó su mochila al vuelo de encima del inodoro y bajó corriendo.

Nunca llega tarde el que llega, mamá…

 

Deja un comentario

Eternidad

Y de no saber como empezar igual empiezo.

Empiezo porque así soy, así es. Así se ES. Empezando

Todo tiene un origen. Todo lo humanamente comprensible tiene un origen. Así libro si Dios un día me manda a llamar y me pregunta: “Oi webon, o sea…. ¿qué te crees para decir que todo tiene un comienzo? ¿qué? ¿no te enteraste que soy eterno…?”

Y que terrible ser eterno, ves?  Se me hace que muuuuuy largo, así con muchas “ues”.

Digo, si sólo tratar de recordar la pregunta de historia en III con los presidentes y todo eso…. Ufa, yo paso.

Así descubrí que mi megalomanía tiene un alto. No soy Dios. No podría.¿Podrá él? Nada, mejor no lo pregunto que cuando me llame ya tengo dos sin respuesta. Qué examen más dificil!!!

Pero en fin así es como la libro. Diciendo lo humanamente comprensible. Aunque aún así es un riesgo, porque como somos tantos humanos… cada cual tiene su versión de los hechos.

Sería terrible que haya una declaración de cada involucrado en la historia, porque oir y saber bien lo de cada cual nos tomaría una vida…

Con razón!

Cuando termina un análisis, un scaneo de la vida de uno entonces recién empieza con la de otro. Por eso dura taaaaanto la eternidad (así, con muchas aes) porque se reproducen estos humanos como si fueran conejos.

Si ni llega el fin del mundo no habrá manera de terminar de ver todos los casos… y con la ruma de atrasos que se deben haber juntado….

Ya decía yo que eso de portarse bien y rezar y las indulgencias y demás me sonaba a mucha burocracia.

Pero también debo llegar al fondo de lo que ES, al margen de las investigaciones y los estudios de los eruditos, que en mi descertificación o carencia del título está también engarzado el carbón de la curiosidad presionado.

La eternidad ¿es, o se genera cuando empieza? y si empieza… ¿ya no es eterna?

¿O es eterna la sucesión de génesis –  entropía?

A mí por ejemplo me ES y mucho, cuando ella me besa. Y la verdad me sobran dedos de la mano para decir cuando lo hace.

En este último mes… ni una vez siquiera…

Entonces un día me besa y ES, ES todo. ES el sol y la cursilería. ES el nubaldo y el patetismo. ES el trabajo y el hastío. ES la luna y las psicopatologías… ¿ES… o son?

y si son,  y uno deja de ser, ¿dejan de SER o deja de SER…?

Pero vuelve a empezar, ¿verdad? y entonces un día te llama y te dice, y tu la besas y ya no es, y dices fue, o será. Porque detrás de todo fin viene un inicio con un fin al que le seguirá otro inicio…

Pero al recordar sus besos, hubiera querido que duren una ETERNIDAD, si el tiempo se detiene.

Si el tiempo se detiene… ¿ES eterno?

¿o sólo la sucesión de las arenas infinitas en el transparente cono de vidrio dan la idea?

Hace más de dos mil años que no respiro ni me muevo…. y esto recién llega a ti, como un discurso nazi rebotando sus ondas de radio.

El camino al infinito sólo existe si se pliega sobre sí mismo.

Por lo más ya no existo.

¿Esa eternidad ES, congelada? ¿o avanza? ¿o es sólo una dimensión en mi pensamiento?

El tiempo no es por tanto relativo, sino filosófico. y por ende ficticio.

Escribiré todo esto en otros dos miles de años por vez primera, por lo mismo ya está acá.

Entonces me manda a llamar y me dice:”Oi webon, o sea…. ¿qué te crees para decir que todo tiene un comienzo? ¿qué? ¿ no te enteraste que soy eterno…?”

y yo me convierto en una caricatura que salta para atrás, y de la que solo se ven los pies.

PLOP

Deja un comentario

Perpetuo

y de donde regresa de una guerra cotidiana que jamás ganará.

Despojado de toda armadura, casco, munición, arma. ni una lanza en ristre. no siquiera el puño amenazador. nada.

y de donde vienen los gritos vienen los recuerdos amargos. la ignorancia y falta de clase. la carencia de ideas. las justificaciones absurdas. las salidas ocultas. el puterío. las mentiras.

Sin tan solo una poca compañía que le entretenga o le haga olvidar, sin amor ni preocupación. ni por último una frase de aliento.

y de donde el cinismo hace su morada, pero no el exquisito sino el vulgar. el triste y miserable que dibuja sonrisas falsas en su rostro. las manchas. el alcohol. el tabaco. y las taras mentales.

Corazón vacío. despojado de casi todo. pero con esta persistente sensación de vacío. hueco. dolor. la ausencia duele en sordo.

y de donde viene el cinismo viene la falta de conciencia o mejor aún, la falta de principios. de ser conciente y seguir en lo mismo. de acercarse a él y decirle me voy con otro, te he hecho venir por gusto. por gusto te he amarrado a mi costado todo este tiempo. por el placer de castrarte cada día y socavar tu voluntad. por el placer de verte reventar y luego ni recordar siquiera. de derrochar mentiras y manar indiferencia.

Mente sin ideas. dolida. con cuatro ideas y divagaciones. Una sensación de desolación absoluta. desnudo. sin carnes. sin entrañas. huesos secos y arena. mucha arena.

y sin má explicaciones se alejó y nunca se supo más de su persona.

A veces cuando escribe te puedes percatar un poco de su vuela y de como lo vuelve  a disfrazar en un instante.

Así es el fin perpetuo.

Como el dolor.

Deja un comentario

Sentido (Los Antihéroes)

¿?/97

Esta es un historia de diversos personajes.

Hay una familia, un niño, unos ecologistas, unos amigos.

Hay una ballena.

Todo empieza cuando la familia del niño (12 años, cabellos rubios hasta los hombros, de nombre Rick, casi un figurín de cine) llega a veranear a un balneario con los amigos ecologistas (entiéndase algo así como el greenpeace).

El figurín sale a pasear en una tarde nublada por la orilla del mar.

Melodramáticamente recuerda, a la luz del sunset, como al llegar hacía unos veinte días no le agradaba mucho el lugar.

Pero como sucede con la mayoría de los adorables niños, se olvidó de sus problemas apenas hizo amigos.

Así pues caminaba por la playa cuando de pronto distinguió un bulto en la orilla, bajo el agua.

Se acercó a curiosear, ¡que simpático!, y vio una pequeña ballena varada (suele suceder).

Él corrió con sus brillantes cabellos rubios (misma estampita de primera comunión) a la casa de los buenos vecinos y amigos ecologistas.

Eso es lo que llamo algo providencial.

Fueron a ver al animal siguiendo al héroe, digo, para diferenciar.

Luego fueron 4, y 5  y muchos más los que se congregaron.

Llegó la TV y entrevistó a los ecologistas y al prospecto de actor: Rick, amigo de los animales.

Luego, la cruzada. Tratar de devolver al cetáceo al mar. Pero no podían, pesaba mucho.

Durmieron.

Sí, hicieron campamentos en la orilla con fiesta y todo.

Al día siguiente salió la nota en los diarios de toda la bahía (la nota de la ballena, no la de la fiestecita).

Fabricaron una especie de plataforma que ubicarían bajo el cetáceo (creo que ya usé este término) para luego remolcarlo.

Lo lograron pero a medias, el bicho pesaba demasiado.

Uno de los ecologistas sostuvo esa segunda noche una entrevista con el hombre más visto de la televisión local.

Esbozó la teoría de que el animal en cuestión se había alejado mucho de la manada y se hallaba extraviado en un lugar no muy familiar.

No sabemos con certeza si se refería a la ballena o a él mismo.

Bueno, luego de muchos devaneos e intentos a alguien se le ocurrió una magnífica solución.

¡Claro! ¡fue a Rick!

La idea era ir al Instituto de Investigación Oceanográfica (todos los sitios de veraneo tienen uno) para traer unas cintas con la grabación de las voces de las ballenas.

Esto ya parece una película clase b de los yanquis, en fin, ya falta poco.

Un bote, el equipo marino, parlantes de alta frecuencia y bolsas aislantes para montar el concierto submarino.

La ballena escuchó y reaccionó, sin mayor dificultad se internó en el mar.

Todos aplaudieron.

Y aplaudieron también al héroe: Rick.

Rick, el muchacho que dio la voz de alerta.

Rick, a quien se le ocurrió la solución acertada.

Rick, el fingurín de Hollywood.

Un Happy End.

Pero…

“Hijos de puta” iba pensando la joven ballena, “primero cazan a mi madre, luego veo como los pescadores de las bolicheras asesinan a mis amigos y parientes…

“¿Para esto vivo?

“No, me digo, vamos a morir a una agradable playa tropical, y estos desgraciados primero forzándome a regresar, y luego esos estúpidos sonidos…

“Mejor voy a morir a otro lugar. Desgraciados.

“Si supiera a qué imbécil se le ocurrió la idea…”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: