Cien Días

Cien días de camino. Hoy: cien días de camino.

Como las estúpidas alarmas de esos coches de unos estúpidos que ni salen a desactivarlas. Taa Taa Taa Taa, tiu iu iu iu , eh eh eh eh  tuuuu tuuuu….

Cien días de camino y me bajo al medio de la nada.

Junto a la cuneta, un coche de esos “mini cooper”. 

Llegué tarde una vez más. Cuando pensaste que te amaba y todo resultó como un viaje frustrado.

Decidí viajar a tu costado. Rayos, estos cochecitos no es que uno suba, sino más bien que uno se los pone.

Tu mirada vagaba inocente entre la carretera, el reproductor de música y mis ojos.

Brillante la luz acompaña la adulto contemporánea y de tu garganta surgen cristalinas las risas nerviosas que me invitaron tantas veces a besarte.

Y hoy, ni tu recuerdo. Y lo que puedo recordar en todo caso es el estúpido: “Taa Taa Taa Taa, tiu iu iu iu , eh eh eh eh  tuuuu tuuuu…”

Podrías ser. Pero no eres más. La perpleja y parapléjica sonrisa en tu calavera me hace tomar consciencia. Pero es raro. No me veo a mí a tu lado. No estoy en ninguna parte del cooper -¿se dice así, no?-, es como si me lo hubiera quitado.

Y avanzado bajo el ardiente. Y llegado a avisar. Y regresar. Son cien días. ¿Qué más podía hacer?

No me quedé a tu lado. Cuando pensaste que te amaba se apagaron tus ojos en un instante y mi cuerpo salió volando quebrando el parabrisas en mil recuerdos por segundo que hoy ya no tengo.

Pudiste ser, pero no, no fuimos nunca.

Y hoy, al lado de la cuneta, tu sonrisa es la ausencia de carne.

Cien días son muy pocos, pero este sol y las carroñeras se encargaron de pelarnos y dejar en nuestras caras la estupidez de tener por todo réquiem esa estúpida alarma.

Cuando alguien se detenga a buscarnos, ahí, al lado de esa carretera por la que diariamente pasa tanto coche, pero en la que nadie hace una pausa para ver hacia abajo, entonces verán el cooper, tu cuerpo, y con suerte el mío. Y ni idea tendrán de quienes fuimos ni de que nos pasó.

Nos recogerán, si es que, y nos enterrarán anónimos, como vivimos.

Pero por hoy, parece que no.

Son sólo cien días…

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: