Shu, shu, shu… el diablo es izquierdista…

Satanás era hembra,

se disfrazó de sexo

y trepó por mi pierna.

Con su desnuda inocencia

y los pechos al viento,

con sus falsos gemidos

y su fingida admiración,

arrancó de mi izquuierda

la colgante colmena,

renacuajos de amor.

Se enredó en mi consciencia

y pretendió hacerme hablar,

es lo que llamó,

comer del árbol del bien y el mal.

Pero hoy hay que abandonar

al lobo domesticado,

al artista aburguesado,

al que copia, al que no sabe crear.

Nos conocemos, jamás lo haremos.

shu, shu, shu,

¿A dónde vas ahora Satán?

A disfrazarse de hembra,

a volver a empezar.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: