Oniria, otra vez…

Ayer tuve un sueño canalla.

Ayer es ayer, antes de ayer y mucho antes de ayer. Y sí, tuve este sueño canalla.

¿Hasta dónde es posible recordar las promesas que nos hicimos antes de nacer?

La filosofía y la metafísica, el tiempo y la religión y todo los que da por descontado que estamos no sólo en este pedazo de materia sólida si no que después de la vida viene algo más. La trascendencia le decimos,¿no? Una de tantas formas de llamarle.

Pero, y ¿antes de?

Si podemos hablar de un después de, es lógico hablar de un antes de, también.

Y antes ya hubo, y hay en este instante de nuevo, pactos tácitos que se esfuman cuando la noche clama (Denja 5398 – Rencor)

Y en estos pactos habíamos quedado en encontrarnos en esta vida. Y por más que me paso revisando debajo de tus cabellos y detrás de tus ojos, en ocasiones te me escapas y no puedo encontrarte encerrada en tu cuerpo. Es una canallada.

Así que he decidido dejar de soñar con tus largos cabellos, con los cuellos de casaca, con las leyes.

Pero tu ojo imperturbable está clavando sus miradas en mi pasado, exigiendo en mi inconsciente que cumplamos con los tratos.

Y entonces salto del sueño a la cama bañado en ira y sudor, y te veo al costado tranquila y paciente.

Me desperté sin ti, no volverás jamás” (El último de la fila – Llanto de Pasión)

Anuncios
  1. #1 por idebenone el enero 9, 2013 - 22:00

    ¡Fue sueño ayer; mañana será tierra!¡Poco antes, nada; y poco después, humo!¡Y destino ambiciones, y presumoapenas punto al cerco que me cierra!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: