Soledad infinita y la bestia pose

Solemos nacer solos. solemos morir solos. A pesar de la idealista explicación que promulga contrariedad con esta ley natural, la bestia humana no deja de ser un ente solitario desde su génesis hasta su entropía. Cosas que JAMÁS se terminan de compartir. Pensamientos que no sabrán ni los más cercanos “acompañantes”.  Esta ausencia afecta radicalmente su parte emotiva, al niño que llevamos dentro. Y aún así no puede dejar de lado caracteres propios de su especie, y es así que conforme va madurando -lo que sea que se quiera entender por madurar- se relaciona con otros, y entonces… va sintiendo esa necesidad de soledad, la búsqueda de su esencia.

El individuo que aprende de su aislamiento, y lo soporta, y lo goza, descubre el secreto de su propia existencia, acepta ladecadencia de su especie y se eleva por encima.

Por ello los grandes, los de las torres de marfil,al ir aumentando su capacidad humana,al ir desechando su bestialidad, van segregando su contacto con el resto hasta el punto de llegar a ser desconocidos por el vulgo, que al verlos diferentes a ellos, los marginan o encierran (Jacob Fijman), o discriminan. Una visión en el espejo.

La bestia humana ataca a lo que teme. Y que mayor temor que algo más grande, más fuerte.

Muchos individuos pretenden cierta superioridad (tal cosa al fin y al cabo es inexistente) aparentando ser inmunes a este fenómeno reflejando con esta actitud sus complejos. Gente que pretende autoaislarse sin llegar a un crecimiento filosófico, politico y social, son los que viven en la pose, desprestigian a la humanidad. Al cabo todos lo hacemos en mayor o menor medida, pero estos tienen una marcada necesidad de constancia en el proceso. Y de estos hay que tener un cuidado especial. Las personas jactanciosas bajo el disfraz de perfil bajo, impersonal, de apariencia inafectable; se arman de una carga de ignorancia casi tan eficaz como el conocimiento.

La diferencia entre a bestia pose y el poeta radica en el nivel cognoscitivo y la sensibilidad de cada uno. EL primero carece de un nivel adecuado de estas características por ser inherente en él un egoísmo patético, que es la verdadera naturaleza de su aislamiento, mientras que el segundo se eleva aún en contra de su voluntad por la no aceptación e incomprensión de aquellos otros.

Estos actos no hacen más que reafirmar la consistencia del factor que sustenta el Caos Eüxemístico.

El individuo nace solo, muere solo, pero lo más interesante es que VIVE solo.Los intentos de negar este principio pueden fracasar al basarse en ideales ajenos a la realidad histórica y a la práctica circundante de los mismos seres. Esto no quiere decir que el ideal este mal, pero se debe recordar que el ideal es susceptible a ser alcanzado y no una realidad palpable.

Los vanos esfuerzos son los manotazos de ahogado para los solitarios poetas vividores del drama, aunque su efecto en el vulgo resulta casi endémico y epidemiológico con la producción de más hombres masa y con menor capacidad de criterio. Sin embargo, sería una estupidez descartar el estudio de estos modelos.

El estudio y el conocimiento son la base del hombre verdadero, y los pilares de su torre de marfil y autoexilio.

(colaboración del 27 10 2001)

Anuncios

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: