euxeme

Este usuario no ha compartido ninguna información biográfica

Página web: https://euxeme.wordpress.com

Esto es lo que creo

13 de septiembre.
Ya pasó el mediodía y me siento a escribir acerca de que pienso sobre el arte, sobre el teatro, sobre la vida.
Hay personas que piensan que para desarrollarse en el arte lo importante es tener cierto “don”, cierto “talento”.
Si bien existen habilidades innatas en muchas personas la verdad es que no son ni remotamente determinantes.

Conozco un vasto universo de personas talentosas echadas a perder en capacidad, ya sea por los consabidos vicios y desperdicios de vida, o por las, menos reconocidas, presiones sociales.
¿Arte, música pintura? ¿Teatro??? ¿Cómo se te ocurre? Estudia algo que te asegure la vida. Administración, Leyes, Medicina…
Sí, así con mayúscula la primera, porqué es lo importante para ti; eso piensan.
Como decía el inefable Charly García “No existe una escuela que enseñe a vivir”, y sí hay algo en lo que TODOS no hemos equivocado alguna vez, es precisamente en vivir.

Pero dejemos las justificaciones de lado y enfoquémonos en las personas que logran su objetivo. Más allá de si es arte, humanidades o ciencias hay una constante en todos ellos: disciplina.
Cuando uno espera cosas en la vida y no se ciñe a un plan para alcanzarlas, más que una lista de metas es una relación de buenos deseos.
No importa si tu economía es buena (que ayuda bastante eso sí) o si es más bien un tanto precaria. No importa si tus apellidos tienen cierta trascendencia o son comunes. No interesa siquiera si tus mentores y profesores son buenos o te engañan (la mayor parte de las veces se engañan a sí mismos). No, nada eso importa hoy en día.

Lo que realmente vale es la disciplina. Fijarte una meta, trazar un plan de acción que debe ser modificado solamente para perfeccionarlo algunas veces, y emprender el camino.
Todo éxito se basa en el sacrificio. Si no eres capaz de sacrificar algo no podrás obtener ningún logro.

Y disciplina no es meterse al ejército o buscar un personal trainner que se encargue de arrearte.
Para nada.
Disciplina es fijarte objetivos y no permitir que NADA ni NADIE te aparte de ellos hasta alcanzarlos.
Fácil, de a pocos. Cada vez más complejos en la medida de tus logros. Desde empezar a levantarte al alba por el mero placer de ver salir el sol. Desprenderte de la cama tibia, del engañoso sueño, de la zona de confort.

Todo reto es bueno. Y luego… luego aumentar el nivel de dificultad.
Hay placer en el sacrificio, y éste es superior al de la dejadez. Lo saben aquellos que han andado el camino, y que con el éxito en sus hombros pueden distinguirse de todos esos que no quieren pero forman parte del resto.

20170726_161041

Alguna vez, he dirigido una treintena de montajes teatrales, en mis inicios he precisado de un death line, de una fecha límite.
Recuerdo claramente los ensayos de “Algunos Cuentos, Otras Tempestades” (ojo, este también es título de un gran disco de la banda pop melódica española Religión) que buscaba cierto nivel de perfección en la manifestación de algunos puntos.
La obra en mención estaba compuesta por la inclusión de diferentes personajes de otros trabajos -Yago de Shakespeare, Medea de Eurípides, Loman de Miller, Julia de Strindberg, Samuel de Gordon, Pedro de Calderón de l Barca, y Oria de mi propia creación.
Los textos eran adaptaciones libérrimas del gran Cortázar, de letras de Waters en el Pros & Cons, y de García en su Hija de la Lágrima y nuevamente de mi creación, no podía faltar, Caín y la Virgen Rota.
Todo estaba muy bonito, muy experimental, muy original dentro de tanta inclusión… pero no acababa nunca.
Demoré cerca de dos años rotando actores, puliendo escenas, buscando la sublimación de la propuesta…
Un buen día la administración me exigió presentar el trabajo en un plazo determinado. Creo que fue lo mejor pues de otra forma estaría ensayando aún, o corrigiendo la música, o variando las tesituras…

Disciplina. No interesa cuánto genio o talento poseas. Si no tienes una agenda, un plan de ejecución, un death line, siempre todo quedará en lo que pudo ser, y no fue.

Hoy, 16 años después de presentar “Algunos Cuentos…” puedo decir que el perfeccionamiento es permanente, por ello se debe limitar el desarrollo y LOGRAR la ejecución.

Hoy es 13 de setiembre, son las 12 y 44. Y entiendo claramente lo que pienso acerca del arte, del teatro, de la vida.

Y para terminar, la humildad. La humildad porque la carrera no acaba sino hasta que acaba. Seguimos ignorando, seguimos aprendiendo.
Pretender lo contrario sería pecar de una ignorancia malsana y mezquina.

¿Quieres ser grande? Disciplina y humildad.

Gustavo A. Antezana
Euxeme

Anuncios

Deja un comentario

Mental Shipwreck

20150329_084533

Time is closer / nobody sees                       is not a joke /the time is here                 bro against bro / from begining since i can remember
evil is planing up / over our heads

Tv shows us / as a makeup chick
the chains are heavier / when you think you’re free

CHORUS
Then I heard the voices
shaking up my head
saying it’s time to wonder
Why the hell am I still here
Why did I should come to this place
My faith now is broken
my brain is insane
I can’t see the difference
between the real world
and the rest of my mental shipwreck

My world is collapsing
It’s just what  I know
the media is lying
and the stupids make the show

Evil lurks around every corner
and everyone feels as wise
They say “we don’t need religions”
All we need is what we can

I extend you my hand
but you think I’m a mad
you’re right, for sure,
I’m a funcking weirdo at all

the wars are away
the hungry is not at my side
why should I take care of it
it’s their trouble is not mine

CHORUS
shouts and screams
from the lost souls in the edge
remains feeling poison mixed
with milk from your breast
since the very first time
It’s easy no think
and if we have to do
we do about pleasure
can’t resist the pressure
we are the new people
think about that is not cool

Deja un comentario

Una Checkered Flag por mi

checkered-flag

Algunos indicios para recordar en un futuro no muy lejano.

Voy en La Nave Roja y por el retrovisor he visto un par de autos que detrás vienen con luces rojas. Sí, no blancas o amarillas, no neblineras o halógenas. Extrañamente rojas. Me ha llamado la atención. Al frenar, en “La Curva” Sólo he podido ver los rojos stoppers de todos los coches que se amontonan de ida al sur.

Ni una luz de coches que vengan desde, no. Sólo los que vamos.

No escucho bien, y no me interesa.

La sangre mana a borbotones. Me han dicho que no me preocupe, que en la cabeza, y especialmente el rostro, la sangre siempre se chispa así. En grandes cantidades. Avanzo con el temor de dejarte.

Que escribo en difícil. Que mezclo ideas y no quedan claras. Qué mierda! A quién le puede interesar eso. Acaso toco la guitarra para satisfacer a un público? Acaso no están contados ya mis días? Uno tras otro revivo la vieja historia ya desgastada en mis ojos.

Cuando tratan de ponerme en pie se dan cuenta que mis piernas no responden. entonces, uno de ellos, el de lentes disimuladamente pretende que no lo veo clavar una aguja en mi pantorrilla. pero no me molesta. Son tan inocentes…

No tan inocentes como tú. Que hoy has venido a darme un abrazo con todas tus fuerzas. Que me has colmado de besos y de risas que siempre recordaré. Que te has hecho alguna vez un ovillo entre mis brazos.

Que por ti me he levantado con alegría y cansancio -curiosa mezcla- cada vez a la madrugada.

Mi respiración se va desacelerando. en un rato más ya podré respirar a un ritmo normal… pero mis manos se han puesto heladas y ligeramente azules. Más bien moradas, sobretodo cerca de las uñas. Me acompañan los sonidos más fríos aún de Jesus & Mary Chain. Me dan una triste paz. Una sensación de esplín magnífica. La nostalgia predecesora de esta maldita enfermedad enamoradiza que es la depresión va embargando mi cabeza como pequeños shots de humo en mi cerebro.

De a pocos voy respirando el frío y los párpados se mueren en su angustia. Ahora me cuesta el aliento.

La Nave Roja acelera sin piedad. No hay quién pueda evitar ser rebasado. No hay quién pueda alcanzarme. El motor ruge en sexta y la llovizna empaña el parabrisas.

 

Desconectado, antes de llegar al hospital. La ambulancia con su sirena y el rojo iluminar de su circulina realiza solo un hecho cotidiano, rutinario, aburrido. Ya no respira. Ya no late.

Atrás, queda La Nave Roja hecha pedazos, humeante, retorcida, con la nariz destrozada y las lunas rotas. Restos rojos como los de mi sangre que han manchado la carrera.

Deja un comentario

SanTiago

Hay alguien en un lugar

que hace llorar a los bebes,

que atrasa los relojes

y tira las cosas al piso,

juega con mi pulso

y apunta a cosas inciertas,

rompió el cenicero

y no me deja dormir;

Sopla fuerte en la calle

de noche llama a mi puerta,

se lleva la mitad de la luz

para cuando no estoy,

alguien que jala mis cabellos

y se aparece tras los sueños

 

t3lg147


 

Eux

Rompiéndole la piel al agua

atravesar su alma

y reposar en sus huesos

los mundos autogenerados

nuestros universos

una terapia de aversión

una hoja de llanto

254/91

Deja un comentario

[Caín y la Virgen Rota] De uno y cinco mil millones

Ojo Caín

Duerme.
Una mortecina luz de fuga del día. Aragón se mueve inquieto en el asiento. Malas sensaciones.
El cigarro en el cenicero se desgata como la tarde y el pensamiento de Aragón.
Un letargo, como salir a flote en medio de una espuma seca. De arena.
Si no hubiera destrozado su equipo podría pintar, pero es inútil, su cuerpo va cediendo a la modorra mientras su mente se embota en las más estúpidas ideas, las más lúcidas.
Aragón se levanta. Avanza con inseguro equilibrio hasta la puerta y ve el gigantesco pasadizo hasta la salida -entrada principal- del piso en que vive.
Todavía medio mareado camina por la fría tarde y maldice por no haber traído una chompa.Frotándose los brazos y con la mirada pegada al piso se dirige a comprar cigarros.
Ha tomado 3 -tres por cincuenta- y ha entregado la moneda. Con la mano temblorosa se lleva un fallo a la boca y mete los restantes en el bolsillo de atrás de su desgastado Wrangler. Pide el encendedor y a través de la llama naranja ve como su ojo en la cara del vendedor le hace un guiño. Entrega el encendedor con el ceño fruncido y suspicaz mirada. Observa detenidamente al vendedor que solo sonríe enigmático, da la vuelta y se va ofreciendo su mercancía.
Aragón con una sensación extraña más en el estómago que en la memoria ha regresado y está tirado en el sofá frente al destartalado y anacrónico 14″ en blanco negro, mirando las noticias. Con la colilla aún encendida enciende los restos del cigarro que se apagó en el cenicero. Se palpa el bolsillo trasero y comprueba con alivio que aún tiene un par de cigarrillos intactos.
“Cuatro muertos fue el lamentable saldo del incendio en una humilde casa del asentamiento…” Fuego. Hombre de rojo con bocamangas que escupen agua por doquier. Personas llorando y primeros planos de miseria humana.
“El siniestro habría sido producido por una vela…”Close Up de cadáver carbonizado para pasar en un paneo a cubrir una serie de viviendas de los marginales.
“La ministra…” Toma de estudio. Narra mujer blanca. Caucásica. 23 años. 60 kilos. 1.72 mts. de estatura. Señas particulares: Un ojo propio y otro de Aragón, que hace un guiño particular a través del naranja de la llama, esta vez en blanco y negro.
Aragón se va de espaldas. Sobresaltado ha dejado caer la colilla en la alfombra y se asoma hasta estar a 5 cm. de la pantalla.
El televisor parece un espejo.
“… declaró, según fuentes cercanas al congreso.”
Cierra el ojo derecho y la imagen también. Voltea la cabeza de uno a otro lado. La imagen también. Se toma las orejas con las manos. La imagen también.
“En el plano internacional…” Aragón apaga el aparato.
Está asustado. Vuelve a encenderlo y cambia de estación.
Es un comercial. Un hombre feliz en un bar con tres amigos. Beben cerveza. De pronto Aragón se siente observado, avanza a la cámara ¿? y se ve del otro lado observándose con una estúpida mirada de asombro. En eso su bar, sus amigos, el mozo y la cerveza se limitan a un cuadro de 14″ y de a pocos pero a la vez muy velozmente se destiñe hasta tomar una coloración gris típica del formato blanco y negro.
Aragón, el primero, vuelve a apagar el televisor.
Se asoma a una ventana a tomar aire y se encuentra en la calle alzando la vista a la ventana que el mismo acaba de abrir.
Cruza la mirada con él mismo. Se asusta y corre sintiendo que casi es arrollado por un auto rojo y termina con un pie en un charco junto a la vereda.
En el piso 3 se cierra la ventana, y medio ido se sienta en el sofá, aterrado y con la bota del pantalón empapada de cieno de la calle.
¿Qué sucede? piensa abajo en la calle, en el set de las noticias, en el comercial y en el sofá.
Transpiran. Son los nervios de las nueva experiencia.
Suena el teléfono. El mozo: Señor, es para usted.
Paso a comerciales. Aprovecha y contesta apresurada. En cualquier momento hay que regresar a leer los titulares en directo. SEND, presiona en el celular mientras se sienta en la vereda y se frota el tobillo derecho.
Alza la bocina sintiendo su propia caricia 3 pisos más abajo.
“¿Aló?¿Aragón?”
“Ya lo… sabemos… pero… no lo entendemos… Es cierto… debemos reunirnos… ¿En una hora?… en el 218 de San Pedro… Sabemos lo que sabíamos… pero… mejor es… asegurarse”.
Cuelga, toma una casaca y sale a pie. Tiene el tiempo justo.
END, y sujeta el celular en el cinto y se espera bajar las gradas para ir juntos.
Lee el prompter. !5 minutos más y conducirá al 218 de San Pedro. ¿Sabrán los demás que es un bar?
¡Vaya pregunta! piensan todos, es obvio.
Mientras se queda atrapado en un formato digital de 43 segundos.
Mierda -el supervisor- se jodió el comercial de la cerveza. Traigan una copia.

Dieciocho para las ocho.
Entra -Aragón. se sienta en la primera mesa junto a la ventana. Sabe que no deben demorar.
¿Se sirve algo? Un destornillador. Muy bien. Espere ¿tiene fuego? Un momento, y se dirige a la barra para traer un encendedor.
Aragón saca los dos puchos que le quedan, los pone sobre la mesa. Toma uno y empieza a juguetear con uno.
Diez para las ocho.
Entra la mujer narradora de noticias. Se sienta frente a Aragón. Toma el cigarrillo restante y se lo lleva a los labios.
El mozo regresa, enciende ambos cigarros y se retira.
¿Por qué?, pregunta Aragón.
Es la primera vez que se ven, pero sin hablar casi, sin decir nada, van absorbiendo sus propias informaciones y son uno de a pocos.
No lo sé. Sé lo que sientes y has pensado pero no lo que harás o dirás.¿No es extraño?
¿Lo es? Tal vez sea que yo mismo…
…No sabes lo que vas a pensar o hacer.
Sí, es posible que sea por ello.
Entra el vendedor de cigarros.
El mozo ve extrañado pero a la vez un poco cómplice a la elegante mujer de la televisión hablar con el mísero vendedor ambulante de cigarros y el desgreñado pseudo hippie que entró primero.
El vendedor pone su mercancía en una silla y saca un cigarro que pone en el espacio libre que queda en la mesa. Enciende otro para sí y todos aprueban.
Ocho.
Ingresa un hombre bien vestido ‘a lo sport’, con el cabello bien cortado, la camisa impecable, y un pantalón con la bota mojada. Toma asiento a la mesa y fuma el reservado.
A decir verdad no suelo fumar.
Pensé que te habrías cambiado el pantalón.
¿Cuánto sabemos de nosotros?
¿Es necesario hablar? o… ¿ya somos conocedores de lo que creemos?
No. Yo soy…
Aragón, los tres a la vez, Evelyn, Paulo, Julius.
Basta que lo pensemos para recién compartirlo.
Aragón empieza a entender.
Somos todos extraños miembros de un solo cuerpo. Todos somos uno. ¿Lo ven?
Puedo, pueden y podemos contarnos todo lo que pensamos los otros o lo que hemos hecho si lo evocamos.
Todos somos el mismo en diferentes encarnaciones, explica.
¿Por qué nosotros?, Evelyn.
¿Sólo nosotros?
Tal vez somos más.
¿Cómo saberlo?, pregunta Julius.
Es por el contacto, Paulo, si logramos tener algún contacto, sea vistas o voces o que sé yo, nos enganchamos.
Claro, pero no con todos, refuta ella, si no qué pasa con los camarógrafos. ¿Por qué no el mozo?
También yo, se acerca.
Y todos se dan cuenta que también él es, sólo que les permitió hacer-pensar para entender.Ellos lo saben luego que han hecho contacto.
La conexión no se perderá.
Se separan pensando en averiguar primero cuántos más, segundo por qué, y tercero, para qué.
Antes de separarse Julius le alcanza una cajetilla de More a Aragón y Evelyn le da dinero a Julius.

Se abre la puerta de la pieza y Aragón entra para lanzarse de frente al jergón en el sucio y vacío taller.
Empieza a soñar y a asimilar.
En los postulados vagos de las reflexiones euxemistas sobre la teoría del caos se hace mención al tema de la reencarnación de una manera diferente a la usual.
Para el pensamiento euxemista la reencarnación no es tanto una propuesta metafísica sobre un cuestionamiento filosófico-espiritual, si no más bien una perspectiva genética y por tanto biológica.
Se refiere absolutamente al sexo procreativo.
Concebir proviene de concipiere y consiste en unir dos para formar un tercero nuevo.
Así el óvulo se junta con el esperma y se concibe una nueva vida. Surge un tercer ente con características de los progenitores.
De forma natural la unión fecunda del hombre y la mujer, en capacidades reproductivas y con este fin, produce un nuevo ser con las características genéticas tanto del padre como de lamadre, es por tanto parte de ambos. Carne de la carne del padre y carne de la carne de la madre. Sangre de su sangre y hueso de sus huesos.
La fusión de sus esencias dan origen al tercero, al hijo.
La herencia se refleja en muchas variantes, por ejemplo físicas tales como color de piel, cabello, ojos; contextura, tendencia a la estatura.
Pero es innegable que también hay un rastro de herencia no necesariamente física.
Los griegos llamaban psique al alma, y se podría presumir la existencia de una herencia de la psique en los talentos, rasgos idiosincráticos, forma de pensar y reaccionar.
Entre estas configuraciones podríamos entender el origen de la memoria genética. La consciencia genética.
Si en el genoma transmitimos datos que intervienen en la formación física del individuo, ¿por qué no pretender que se pueda transmitir información de la memoria consciente del ser?
Así las famosas regresiones en las que un inductor propicia el recuerdo de vidas pasadas a una persona, y ésta responde con datos precisos acerca de hechos o lugares en los que no ha estado o participado, sería prueba de las experiencias que tuvieron sus ancestros.
Ello porqué la herencia genética también comprendería experiencias históricas conscientes bastante fuertes.
Ergo el individuo tiene ‘inconscientemente’ conocimiento del ‘consciente’ de sus antecesores.
Por tanto no sólo lo físico s hereda, sino también una suerte de conocimiento o tendencia al mismo, una consciencia, y ¿por qué no decirlo? una porción de espíritu, como se entiende en la devoción a los muertos y espíritus de los ancestros que hacían -y aún hay quien hace- algunas culturas.

De manera que, pensó Aragón en su onírico viaje, soy la encarnación de mis padres, y ellos a la vez de los suyos, mis abuelos, y de mis bisabuelos, tatarabuelos, choznos, etc.
¿Hasta dónde?
¿Los primeros Abarca, reyes de Aragón?¿O antes?
Antes, ¡Claro!
Los arboles genealógicos como en una pangea bíblica de patriarcas, Moisés, Isaac, Abraham, Noé…
Y aún antes.
Despertó.

Sabían que debían reunirse. Pero la progresión de contactos ese día fue geométrica. Caótica.
El bar les quedaría muy pequeño en espacio.
Uno de ellos era director en una universidad y pudo conseguir un gran auditorio en su facultad.
Ocho.
Aragón: Somos más de cinco mil. pensamos que este lugar bastaría pero resulta ridiculamente insuficiente.
Muchos de ustedes han hecho contactos en muy breve tiempo. Y no somos los únicos.
Esto es como una epidemia. No podemos controlarlo ni tratar de entenderlo cabalmente. Así que de alguna forma vamos a juntarnos en un estadio.
Pero fue infructuoso. Pasó lo mismo.
Mejor fue abordar los medios, la radio, la televisión, la internet.
Demasiadas llamadas ese día pero por lo menos hubo una idea.
Todos decendían de la casa Aragón, así que de esa forma se rebautizaron. Se intetaba censar al club, pero el número no para de crecer. Al anochecer había 300 mil registrados.
Y luego aparecieron otras casas: Deh Azzai, Sereidán, Ejaíd Ejaid, etc.
El fenómeno preocupó al gobierno que inmediatamente formó parte de él.
El resto es historia.
La massmedia, los países vecinos, millones de millones, millones divididos en 32 casas.
¿Millones de personas? No sólo 32.
32 que empezaron a reunirse.
Aragón y Azzai cedieron sus puestos hacía mucho ya a otros más abarcadores.
32, 16, 8, 4 Set, Cam, Jafet, Noé, y luego ¿Noé y su mujer?
Y no.
Más atrás aún.
Abel y Caín.
Pero Abel no tuvo descendencia.
Y ya no Caín, quedaban sólo Adán y Eva.
Pero Eva salió de la costilla de Adán.
Sólo Adán.
Todos eran Adán encarnado.
Pero Adán bostezó.
¡Qué extraño!, pensó. ¡Cómo si yo pudiera reproducirme!¡Jah!, rió.
Bostezó de nuevo, se paró.
Se estiró y avanzó para comer una fruta de un árbol.
Del Bien y Del Mal, le llamó.
Comió y se rió.
Reproducirme… ¡jah!

Aragón despertó del todo absolutamente y lo entendió.
Él era Caín.

Julio 01, 2000

Deja un comentario

Protegido:

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Deja un comentario

Protegido: Estación Terminal

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: